AsociacionesOpinión

¿En qué me beneficio por pertenecer a una asociación profesional o empresarial?

equipo, asociaciones, teamwork

Si realmente te estás preguntando en qué te beneficia pertenecer a una asociación profesional o empresarial, necesitas leer lo que escribo a continuación. Hasta el final.

A lo largo de mi experiencia profesional, de más de 30 años de asociacionismo, siempre he tenido claro que la pertenencia a una organización de este tipo conllevaba una serie de ventajas. De hecho, muchas más ventajas que inconvenientes. Pero es cierto que el éxito de estas asociaciones se basa, necesaria aunque no suficientemente, en que muchos de sus miembros aporten al bien común. La aportación de los integrantes de una asociación profesional o empresarial es, sin duda, lo que más la enriquece.

Pero al final todo el mundo, sobre todo en el ámbito empresarial, quiere escuchar qué ventajas reales tiene asociarsequé servicios presta una asociación a sus asociados. En definitiva siempre acabamos preguntándonos: ¿qué puedo sacar yo de esta asociación?

Pues desde mi particular experiencia, a continuación recojo algunas ventajas y beneficios que se pueden (y creo que se “deben“) obtener, a través de una asociación empresarial o profesional.

Ventajas “económicas”.

En época de crisis son muy importantes. Estas ventajas deberíamos esperarlas casi “de serie“.

  • Cursos de formación y divulgación para actualizar o mejorar conocimientos.
  • Firma de convenios con entidades financieras y con empresas para obtener condiciones económicas ventajosas al contratar sus servicios.
  • Acceso a “bases de datos” compartidas (exclusivas para miembros), de proveedores, empleo, ofertas de miembros para otros miembros, información relevante, etc.
  • Información y acceso a ayudas y programas de apoyo a emprendedores, empresarios y profesionales.
  • Desarrollo de campañas específicas de apoyo al comercio y desarrollo local, tanto con grandes eventos como con pequeñas acciones.
  • Incremento y mejora de nuestra red de mercado/contactos (clientes, inversores, socios, colaboradores, proveedores, etc.), sobre todo mediante acciones de networking.
  • Acceso a subvenciones específicas para asociaciones (de empresarios/profesionales).
  • Y en general, participación en proyectos de los que se pueden beneficiar las empresas asociadas.
Ventajas “no económicas” o de desarrollo más personal.

En mi opinión son tan importantes como las anteriores, aunque muchas asociaciones prácticamente ignoran algunas de estas acciones, sobre todo las que tienen que ver con solidaridad, desarrollo social, RSE/RSC, etc.

  • Compartir problemas y experiencias.
  • Ayudar a otros a emprender y crear empresa.
  • Contacto con la realidad empresarial.
  • Doble flujo de aportaciones: podemos aportar nuestro trabajo, nuestras ideas, nuestra visión, nuestra experiencia, nuestra actitud… y a la vez podemos aprender y mejorar trabajando en equipo, delegando, coordinando, cooperando, relacionándonos…
  • Relaciones y acciones personales y “en equipo“.
  • Más peso y fuerza en nuestras relaciones con organismos e instituciones.
  • Apoyo a instituciones en acciones de responsabilidad corporativa.

Por ejemplo, aquí puedes ver las ventajas de pertenecer a la Asociación Española de Directores de Hotel (AEDH).

Entre los proyectos del equipo verás que colaboramos con algunas asociaciones, sobre todo a nivel profesional, con las que intentamos colaborar en la medida de nuestras posibilidades. Como la Asociación Española de Responsables de Comunidad y Profesionales de Social Media (AERCO&PSM).

Seguro que tú encuentras otras muchas ventajas necesarias o deseables, ¿nos las cuentas?… y si ya formas parte de alguna asociación, te propongo que también te preguntes:

¿qué aporto o puedo aportar yo a mi asociación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.